Importancia de los registros en el etiquetado de un producto biocida

Registro y etiquetado de productos biocidas:

En este artículo, desvelamos cómo evitar errores de identificación en los productos que queremos adquirir para uso profesional, doméstico, para prescripción o incluso para su comercialización a terceros.

Dentro de lo que es el correcto etiquetado de un producto biocida hay un apartado donde figuran los registros. Nos referimos por un lado al Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas (ROESB) y, por otro, al Registro General de la Dirección de Salud Pública (RGDSP).

Sigue leyendo, ¡te interesa!

Registros de los productos biocidas

ROESB

La finalidad de este registro es establecer condiciones, requisitos, estructura y funcionamiento de un Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas cuya competencia será de cada una de las Comunidades autónomas.

Así, es posible tener un control oficial de las actividades que se realizan en este tipo de establecimientos salvaguardando a su vez la libre circulación de las empresas y servicios en todo el territorio nacional.

Una empresa inscrita en el registro de una comunidad determinada podrá operar en cualquier otra comunidad, de modo que las distintas administraciones habilitarán los mecanismos necesarios para facilitar la comunicación entre ellas permitiendo la prestación de servicios biocidas entre sí, o dicho de otro modo, en todo el territorio nacional.

roesb

Aquí puedes consultar los Registros Oficiales de Establecimientos y Servicios Biocidas por CC.AA.

RGDSP

Por otro lado tenemos el Registro General de la Dirección de Salud Pública. La inscripción en este registro de un producto virucida es obligatoria para su comercialización con ese fin, ya que la lista a pesar de no ser cerrada y que puede ser cambiante, supone un “numerus clausus” de productos que han de cumplir con los correspondientes requisitos de inscripción.

registros productos virucidas

Pasamos a analizar la formación de los números de registro de un determinado formulado o producto y significado de su secuencia. Para ello utilizamos igualmente el registro que aparece en el etiquetado de nuestro Virucida Cleanpill.



Esta labor de análisis la llevaremos a cabo atendiendo a la siguiente estructura:

RDGSP: XX-YY-ZZZZZ-HA

Esta secuencia de números tiene una función determinada que no es otra que darnos la mayor información posible acerca del producto.

XX:

Representa los dos últimos números del año en que el producto se inscribió o su autorización fue renovada, en el caso de que ya estuviera aprobado he incluido pero hubiese caducado y se volviese a renovar o modificar su inscripción. Se trata entonces de un número que podrá variar con el tiempo.

YY:

Mediante ese número o secuencia de números, podemos identificar cuál es la finalidad del producto.

En el caso  concreto de las pastillas Virucida Cleanpill:

20: Bactericida. Este número nos indica que el producto tiene una acción bactericida y que ha superado los ensayos que indica la norma a tal efecto.

40: Fungicida. En este caso el número cuarenta nos indica que el producto tiene también acción fungicida y que igualmente cumple con los parámetros  que la norma y su ensayo correspondiente dictamina.

90: Viricida. Finalmente, el número noventa nos indica que el producto biocida tiene una acción viricida para inactivar o eliminar virus mediante la “desinfección de superficies por  contacto, equipos mediante lavado, pulverización, inmersión o circulación, previa dilución en agua”. Tal y como se indica en el propio listado de productos autorizados aprobados por el ministerio de Sanidad, Consumo y Servicios Sociales.

Este apartado es de importancia muy relevante, ya que la secuencia de números en el etiquetado que acabamos de describir nos indica la finalidad de uso para la que el producto debería estar destinado porque reúne todos los requisitos para tal fín. En el caso del Cleanpill Virucida podemos decir que tiene una triple acción plaguicida (20), fungicida (40) y viricida (90).

Tanto el cliente final de estos productos como el distribuidor o empresas distribuidoras que den soporte comercial de los mismos han de explicar y conocer según la secuencia de números que lleven en el registro de su etiquetado, la acción que van a desempeñar y a qué nivel biocida van a trabajar.

Por otro lado, un nombre comercial determinado puede tener varios productos en el mercado con diferentes catalogaciones biocidas, de hecho suele ocurrir y es habitual. Supongamos que la marca “X” tiene tres productos diferenciados con catalogaciones biocidas también diferenciadas en cuanto a su capacidad de acción e incluso pueden estar todos inscritos en el Registro General de la Dirección de Salud Pública. Cada producto de la firma “X” tendrá una catalogación biocida determinada, bien bactericida, fungicida, virucida…, etc. Pues bien, en ocasiones se toma la parte por el todo dando por hecho que todos los productos tienen la misma catalogación biocida extendiéndolo al resto de la gama con nomenclaturas similares. En definitiva, ¡hay que revisar bien el etiquetado de los productos!

La catalogación de la acción biocida de un producto nos la dará siempre la correcta interpretación de la secuencia numérica del etiquetado.

ZZZZZ:

Esta secuencia de números representa el número de registro en sí. Es como el carné de identidad del producto porque es el mismo y fijo para toda la vida comercial del producto.

HA:

Por último, las siglas HA al final de la secuencia numérica, hacen referencia a que el producto está autorizado para su uso en industria alimentaria. En el modo de uso se describirá el plazo de seguridad si este hubiera sido fijado, su uso por parte de personal especializado o no y recalcando que su aplicación es con ausencia de alimentos.

 

Virucida Cleanpill: producto bactericida, fungicida y viricida.

Así que, de este modo y como colofón, el usuario final o consumidor ya tiene los conocimientos adecuados para cualificar un producto biocida determinado con la correcta interpretación de la secuencia numérica que aparece en su etiquetado.

De esta manera y poniendo como ejemplo de nuevo la etiqueta de las pastillas desinfectantes Virucida Cleanpill:

cleanpill producto biocida

Podemos decir que la fecha de inscripción del producto en el Registro General de la Dirección de Salud Pública fue en 2016 (16), que el alcance de la acción biocida del producto es bactericida (20), fungicida (40) y viricida (90). Que tiene un número de registro único y determinado que lo identificará durante toda su vida (07974) y que es apto y está autorizado para uso alimentario en ausencia de alimentos (HA).

Es muy importante consultar e interpretar el etiquetado de los productos desinfectantes y conocer cuál es su alcance biocida real descifrando la secuencia numérica del etiquetado.

Artículos relacionados