Cómo desinfectar tu coche del coronavirus

¿Sabes cómo desinfectar tu coche del coronavirus?

Los desplazamientos en coche se han limitado mucho. Sin embargo, es necesario que sepas cómo tomar las medidas de precaución e higiene que te permitan usar tu vehículo con total seguridad.

Pasos para desinfectar tu coche

Tanto si usas tu coche a diario como si no, desinfectarlo es un paso clave actualmente.

Tienes que usar productos de calidad para que no se estropee el vehículo, especialmente en el interior. Las pastillas Virucida Cleanpill son un producto autorizado por el Ministerio de Sanidad ante el coronavirus.

¿Quieres saber más?

Limpia y desinfecta el coche en profundidad:

1. ¿Qué superficies tienes que limpiar?

El interior del vehículo es muy importante y tienes que prestar más atención. Hay ciertos objetos que tienes que desinfectar sí o sí ya que son los que tocas con las manos constantemente o están más expuestos:

  • Volante
  • Cambio de marchas
  • Tiradores de las puertas
  • Botones, luces e intermitentes
  • Cinturón de seguridad
  • Pantallas táctiles

El salpicadero, las ventanillas, la luna y el resto de pantallas también son importantes aunque no estén en contacto directo, ¡no las olvides!

2. Aspira el coche y elimina restos de suciedad

Antes de desinfectar el coche, tienes que apagar el motor: el coche no debe estar encendido.

  • Sacude y aspira las alfombrillas y los asientos para eliminar la suciedad que se haya podido adherir tal y como haces habitualmente.
  • Presta atención a ranuras de ventilación y a las partes más complejas: botones, salientes... Puedes limpiarlos con un bastoncillo para retirar el polvo

Una vez hayas aspirado y retirado polvo, ¡pasamos al siguiente paso!

3. Aplica el desinfectante, déjalo actuar y acláralo

  • Diluye una pastilla Virucida Cleanpill en 1,5 L de agua dentro de un pulverizador (si tu pulverizador es de menor capacidad no hace falta que rompas la pastilla, no hay ningún problema).
  • Pulveriza el desinfectante* sobre el volante, la palanca de cambios, rendijas de ventilación y todas las superficies que hemos comentado en el punto anterior.
    • Tapicería y alfombrillas: si los asientos son de piel, frótalos con un paño humedecido en la mezcla desinfectante. Si los asientos son de material estándar, no eches exceso de producto porque podría desteñirlos.
    • Partes metálicas: se puede aplicar el desinfectante en superficies metálicas, sí, pero tendrás que asegurarte de aclararlo bien para que no se corroa.
  • Espera 5 minutos hasta que el desinfectante haga efecto. Deja que la solución actúe durante 5 minutos y tú espera fuera del vehículo. Así damos tiempo al desinfectante para que elimine virus y bacterias.
  • Ayúdate de un paño limpio que no suelte pelusas, una bayeta o un trapo de microfibra, humedécelo con agua y frota todas las superficies. Es importante hacer este paso con detenimiento y aclarar bien las superficies que has rociado, especialmente las metálicas.
  • Cuando hayas limpiado, aclarado y repasado con el trapo todas las superficies, deja un margen de 60 minutos antes de volver a utilizar el coche. ¡Que ventile todo lo posible!

¿Y para el exterior del coche?

Las partes exteriores del vehículo no necesitan, en general, una desinfección específica. Sin embargo, sí que recomendamos desinfectar las manillas de las puertas, especialmente la del conductor, así como la del maletero.

Artículos relacionados

Dejar un comentario